El origen de todo

Pese a la reticencia, estamos obligados a salir a la luz como un viejo samurai que vive resignado, expectante y latente en su retiro, viendo como el mundo sigue rodando hacia abajo, en el engaño de los tiranos y los controladores. Un mundo que siempre estuvo y fue consentido por la mayoría pero, más o menos, en el que se podía seguir viviendo una cierta paz.
Hoy en día esta paz está peligrando, a punto de desaparecer.
Llegado el punto donde la obscuridad ya no se oculta e intenta a toda costa anular la existencia humana en su nuevo ciclo de liberación, las consciencias de la realidad original rasgan los velos y expanden la verdad.
Nuestra tarea estaba enfocada en vislumbrar más allá de la matriz y sub-matrix de esta realidad de control y supresión, desde entonces toca vivir abiertamente en forma evolucionada, con más empatía, amor real, amor incondiconal- no el dependiente que surge del ego- respeto e inocencia primordial.
Una especie de guerra energética, espiritual y de consciencia para el mayor y más elevado bien en conjunto con nuestros hermanos en luz, los guerreros en luz.

Tus espadas: Mente y Espíritu

Todo en nuestras particularidades, enfoques y circunstancias.
En resumen, el origen de todo es una fuente original o primordial de la que surge toda la hiperdimensionalidad, todo lo que existe de forma infinita. Incluidas todas las fuentes de energía, como la fuente de Ki (Chi) que nutre la vida física en nuestra realidad.
Somos fractales infinitos de esta fuente original primordial, contenidos o atrapados en cuerpos en esta realidad física, cuyo caracter es inherentemente ilusorio.
Estar alineado con la fuente original promordial es sentirse y ser parte del todo, a todos los niveles en consciencia de lo elevado.
Si uno actúa en forma positiva, por afinidad de frecuencia termina alineándose con la parte luminosa y sutil, expansiva y profunda.
Yendo más allá de las barrearas mentales y energéticas, que han sido impuestas y que impiden esa re-conexión, somos conscientes de nuestra esencia como seres en luz y parte de esa fuente primordial original.
Un juego cósmico para equilibrar la balanza.
Ya comienzan a llegar los desengañados y recién despiertos hasta el portal de la ermita, el retiro donde habita el viejo samurai.

El samurai en su retiro

El futuro de la lectura (inteligencia artificial)

El futuro de la lectura (inteligencia artificial)

Kappa Bunko: Literatura japonesa

kuzu

Los textos históricos japoneses están escritos a mano alzada, que es muy laboriosa de leer. Esto lleva a que la mayoría de los documentos históricos no están siendo estudiados.

Esto está a punto de cambiar para siempre, con la posibilidad de aplicar inteligencia artificial al idioma más difícil de leer del mundo.

Más información:

En inglés http://codh.rois.ac.jp/symposium/japanese-culture-ai-2019/index.html.en

En japonés https://www3.nhk.or.jp/news/html/20191111/k10012173121000.html

Ver la entrada original

Daos, nombre y rompecabezas

“Los caminos pueden guiarse; no son caminos fijos.

Los nombres pueden nombrarse.

‘Ausencia’ nombra el horizonte cósmico,

‘Presencia’ nombra la madre de las 10.000 clases naturales.

Fijarse en ‘Ausencia’ es querer ver enigmas.

Fijarse en ‘Presencia’ es querer ver fenómenos.

Las dos, aunque emergen juntas, tienen nombres distintos.

Concebidas como si fueran una: es lo ‘insondable’.

Llamarlo ‘insondable’ sigue siendo no comprenderlo.

…la puerta a un puñado de rompecabezas.”

Laozi – Tao Te Ching

Capítulo 1

Laozi

Tao Te King

Lao Tsé

Capítulo 5 (第五章)

La Imparcialidad Universal
El Universo es imparcial:
ve a las diez mil cosas como imitaciones.
El sabio es imparcial:
ve a la gente como simulaciones.
El universo es como un fuelle,
vacío, pero nunca agotado.
Cuanto más se mueve,
más produce.
De igual modo, Cuanto más cosas ambiciamos,
más pobres nos hacemos;
es mejor buscar el conocimiento interno.

La Imparcialidad Universal

El Día Fuera del Tiempo

Previo al nuevo año Maya (26 de Julio) hay un día perdido en “el tiempo” (25 de Julio) llamado “el Día Fuera del Tiempo”, día verde porque se celebran rituales de limpieza y sanación con la madre Tierra, día del perdón universal, día de la libertad, celebrado alrededor de un festival del nuevo tiempo o al menos así se desprende de la cultura, cosmogonía y astronomía-astrología mayas.

En estos días, de cuarentena y aislamiento, estoy dedicado a la lectura de temáticas relacionadas con las interacciones cuánticas de la realidad. En especial la idea o el concepto relacionado con la fuerza que mueve en el universo todo lo que existe, el Campo Punto Cero o simplemente el Campo. Un océano de vibraciones pulsante de energía: un vasto campo cuántico. Donde todo está conectado con todo lo demás en una trama invisible.

Parece que la mente inconsciente tiene la capacidad de comunicar con el mundo físico subtangible, el mundo cuántico que contiene todas las posibilidades.

A un nivel más profundo pueda ser que cada uno de nosotros creamos esa realidad exclusivamente por medio de nuestra atención. A nivel más básico de mente y materia, cada uno de nosotros creamos el mundo.

El observador creativo

En el Campo se dan fenómenos que son de lo más interesante.

En el Amazonas las tribus Achuar y Huaorani consideran que los sueños no pertenecen únicamente al que sueña, sino que pertenecen colectivamente al grupo. El soñante individual es simplemente el receptáculo que el sueño decide tomar prestado para conversar con toda la tribu. Conciben los sueños como un mapa para las horas de vigilia. En los sueños conectan con los antepasados y con el resto del universo. Lo real es el sueño y la vida de vigilia es lo falso.

Una posibilidad es que todo exista allí en todo momento en el Campo.

Toda la información está en un dominio invisible, o realidad superior (el orden implicado de Bohm), y que la información puede ser accesible a discreción.

La cualidad cuántica del Campo lleva a pensar que como la mecánica cuántica gobierna los sistemas vivos, la incertidumbre cuántica y la probabilidad son características de todos los procesos corporales.

Incluyendo las actividades mentales.

Llama la atención que los niños menores de 5 años poseen cerebros que funcionan permanentemente en estado alfa -el estado de consciencia alterada en el adulto- en lugar del estado beta característico de la consciencia del adulto.

Los niños están mucho más abiertos a la información del Campo que los adultos.

En realidad, los niños van por ahí en un estado de permanente alucinación. Viviendo en un estado alterado de consciencia.

Si un niño afirma recordar una vida anterior o es capaz de describir una realidad desconocida para él, es posible que no sea capaz de distinguir sus propias experiencias de la información de otra persona u otras realidades almacenadas en el Campo.

Y así existen muchas otras extrañas cualidades que se experimentan en el Campo: visión remota, precognición, no-localización (la capacidad mutua de influir instáneamente a distancia), procesamiento de información y biofotones (luz como información), experiencias fuera del tiempo (el cerebro es capaz de reaccionar fracciones de segundo antes de la percepción) y así una larga lista de cosas extrañas.

De estas lecturas durantes estos extraños y largos días en cuarentena, una experiencia en particular volví a recordar, volví a pasar por el corazón.

Apenas llegado a la universidad una compañera de estudio y amiga apareció en uno de mis sueños-duermevela, esos momentos raros entre sueño y vigilia. Su presencia era como una referencia, solo sabía que era ella y estaba allí. Teníamos 18 y 19 años. Hace una eternidad.

En esas imágenes del sueño recorrí y vi con todo detalle -sin encontrarme a nadie- su casa, los muebles, las habitaciones, objetos hogareños y pequeñas cosas que no estaban a la vista. Sabía que era su casa, incluso cúal era su habitación entre todas las que visité en mi sueño. Un día me animé a contárselo, con el riesgo que me tomara por bicho raro o algo peor.

Efectivamente era su casa, su habitación, todos los detalles, los muebles, los objetos. Solo un aspecto, todo estaba especularmente dispuesto. Lo había visto en el “espejo de mi mente”. La otra caracterísitca era que todo parecía congelado, detenido. Ella me explicó que algunos detalles de la casa y de los muebles y objetos no coincidían en el tiempo, habían sido movidos y acomodados de diferente maneras en diversos momentos de la vida cotidiana de la familia en la casa y de ella en su habitación. Mi visión era correcta, pero como una síntesis o amalgama de diferentes situaciones en el tiempo. Diferentes disposiciones espaciales a lo largo del tiempo.

Una visión fuera del tiempo.

Seguimos siendo amigos. Vivimos a pocos kilómetros y hace rato no nos vemos aunque estamos en contacto. No sé si ella se acordará de esa anécdota de juventud universitaria. Sigo sin conocer la casa de su familia, nunca la visité.

Estos días se percibe la singularidad y la dificultad de haber llegado hasta aquí. Ante un futuro que se anuncia tormentoso, se puede experimentar sin tiempo, ni futuro ni pasado, todo parece accesible en el Campo. Todo está ahí. Cualquiera puede tener acceso, no es un don, sólo hace falta algo de práctica y deshacerse del ruido y la interferencia del entorno sobre la mente y los sentidos. La consciencia por sí sola se conecta, está en relación, a la información del Campo. Por eso ayuda estos días en cuarentena y baja actividad. Estados meditativos y de relajación. Entre el sueño y la vigilia. Ensoñando.

Existe un molde social y cultural de la percepción. y nos ajustamos para procesar nuestra percepción a ese molde, que indica lo que se percibe, cómo se pecibe y es todo lo que existe. Y nada más.

Solo hay que salir de ese molde y sintonizar la información que está ahí. Y de la que no estamos separados ni somos independientes.

¿A qué venía yo con todo esto? Ah, sí. El Día Fuera del Tiempo.

¡Feliz Año Nuevo maya!

Wu-wei, la “no-acción” y el aikido

La “no-acción”

Aikido de Bariloche

    El Tao nada hace y, sin embargo, nada queda sin hacer.

    Lao-tzu

Estas famosas palabras de Lao-tzu no pueden ser tomadas, obviamente, en su sentido literal, puesto que el principio de la “no-acción” (wu-wei) no puede considerarse como inercia, pereza o mera pasividad.

Así, wu-wei, en el sentido de “no-forzar”, es lo que queremos expresar cuando nos referimos a seguir la corriente, orientar las velas con el viento, seguir la marea en su fluir y adaptarse para conquistar. Esto se encuentra, quizás, mejor ejemplificado en las artes japonesas del judo y el aikido, en las que el oponente es derrotado por la fuerza de su propio ataque, y el arte más reciente alcanza tal grado de habilidad que he visto a un atacante caer al suelo sin siquiera ser tocado.

El término chino y taoísta que nosotros traducimos como naturaleza significa espontáneo, aquello que es…

Ver la entrada original 522 palabras más

Un círculo pequeño

Un círculo pequeño

PEQUEÑOS UNIVERSOS

kazprofileKazuaki Tanahashi, nació en Japón en 1933 y vive en los Estados Unidos desde 1977. Es un artista, escritor, y trabajador de la paz y el medio ambiente. Como pintor y calígrafo, ha sido pionero en el género de pintura de un solo trazo, ha expuesto sus pinceladas en todo el mundo y ha impartido numerosos talleres, incluyendo siete conferencias internacionales de caligrafía. Como escritor, editor y traductor, ha producido más de cuarenta libros en Inglés y Japonés. Como activista del medio ambiente, fue el secretario fundador de Plutonium Free Future. Como activista de la paz, trabajó en contra de la carrera de armas nucleares y de dos Guerras del Golfo. En la actualidad es el director fundador de A World Without Armies. También es miembro de la Academia Mundial de Arte y Ciencia.
Sin embargo, en esta presentación se encuentra ausente una parte de la historia, y es la que le dio origen a la…

Ver la entrada original 39 palabras más