#30díasDeEscritura – Días 1 al 5

Inicio: 11/ene/2016

#‎30díasDeEscritura‬
‪#‎Día1AcercaDePorQuéEscribo‬
Escribo porque mi experiencia personal, las cosas que he vivido, mis errores, los aciertos, las preguntas, las pocas respuestas y las dudas; todo es parte de mis pasos en los senderos del camino y puede ser de utilidad para alguien más. Solo basta que haya alguien más a quien le pueda ser útil. Por qué. Todos esos momentos se perderán… en el tiempo… como lágrimas… en la lluvia. Nada más que eso.
Disparador:http://escribir.me/30-dias-de-escribirme/
de Aniko Villalba ‪#‎30díasdeescribirme‬

journal

#‎30díasDeEscritura‬
‪#‎Día2FragmentoAutobiográfico‬
Con pocos años ya sabía leer bien y escribir algo menos. El jardin de infantes era un total aburrimiento. Solicité llevar mis propios libros y que se me dispensara de las actividades rutinarias que no me interesaban en lo más mínimo. Y que me dejaran solo a mi aire, para así disfrutar de la soledad y de la lectura. El hecho que mi madre fuera docente y en el mismo sistema educativo hizo lo suyo a mi favor. Y me fue dispensada esa libertad.
En esa época soñé-recordé-imaginé-leí-inventé-viví o algo más mi experiencia en Japón.
Fue algo muy personal, vívido y real. Había estado allí y lo había vivido. Podía relatar detalles de costumbres y experiencias con detalles minuciosos e imperceptibles a un observador inexperto. No solo estaba relatando una imagen que tenía (tengo hoy como ese día) fresca y brillantemente grabada en la retina. Se trataba de una huella emocional además de perceptiva. Me emocionaba al relatar los detalles. La ceremonia del té, las casas, tatami, la cortesía, las costumbres y los alimentos. Todo un estilo de vida.
Mis docentes del jardín de infantes me escucharon con interés y se sorprendieron que su colega, por mi madre, no les hubiera compartido la experiencia de un viaje a Japón con su vástago de pocos años. Con una mezcla de envidia e incredulidad comenzaron a dudar de mi relato y se decidieron por preguntar directamente a una fuente confiable. A mi madre.
Por supuesto ella nunca había ido a Japón, y menos con conmigo a mis pocos años.
Ya cuando se repuso, de la impresión que le causó la historia, me preguntó los detalles de lo que yo había relatado en el jardín a mis profesoras. Fue una versión literal, palabra por palabra, evento tras evento como lo había relatado la primera vez.
Silencio y estupor.
Para mí no tenía nada de extraño, para mí se trataba (se trata) de una simple huella emocional que deja la memoria. Una experiencia. Por eso nunca dudé, jamás puse en duda la veracidad de mi propia experiencia.
Y todo quedó en que se debía a mis lecturas, al acceso irresctricto y sin filtro a la biblioteca que contenía más que literatura infantil. Un niño con mucha imaginación.
Puede ser. ¿Por qué no?
Por eso amo Japón, Kyoto, el zen, las grullas, las artes marciales, la estética, la gastronomía, pisar tatami y tantas cosas más.
Por eso: “Don’t worry and Travel to Japan” es mi proyecto desde la niñez.
Ph: Aikido Kyoto dojo, Yoko Okamoto sensei.
Ph: Samurai Reyes blog (http://samuraireyes.blogspot.com.ar/…/undecima-parada-de-re…)

******************************************************************
‪#‎30díasDeEscritura‬
‪#‎Día3CosasInadvertidas‬
* Lápices HB rescatados de la calle
* Plumas de chimangos
* Palo santo
* Una caja Parker
* Post It de la Universitat de Girona
* Estilográfica vintage rescatada de un contenedor de basura en Girona
* Viento sobre el Lago – Kung Fu – Hexagrama 61 del I Ching
* Foto callejera de Japón
* Tubo de cristal con arena del Mediterráneo
* Madera petrificada
Todo sobre mi mesa de trabajo

******************************************************************
#‎30díasDeEscritura‬
‪#‎Día4Obsesiones‬
No sé si si será una obsesión, espero que no. No sería muy sano, en verdad. Pero sí es una pasión, una conexión profunda y motivadora de vida. Mi Sendero en el Camino. La práctica, desde el primer día que pisé el tatami, ha sido un antes y un después; una bisagra pivote en la forma de ver al mundo y a mí mismo.
Comenzó con el aikido para luego llegar al iaido; y todo fue una reconfirmación de mis pasos.
No. No es una obsesión. Pero sé que visto desde fuera, mis pasos en el Sendero del Camino, pueden parecer algo obsesivos.
Solo se entendería si siguieran mis huellas.

******************************************************************
#‎30díasDeEscritura‬
‪#‎Día5UnSueñoRecordado‬
“Invierno. Noches largas, días cortos, cielos nubosos y nevizca intermitente. Silencio. Arboles desnudos, nieve profunda y dura por el frío acerado que hace dificultosa la marcha montaña arriba por el sendero que desemboca en el paso al valle vecino. Conozco el lugar, no es la primera vez que lo visito. Una manada de lobos se acerca y me acompaña el último trecho hasta poco antes de coronar el paso de montaña. En mi mente escucho sus voces en una presencia personalizada e individual. Ellos me acompañan a mí, ellos me cuidan avisándome lo que saben. Ellos me ayudan porque yo estoy allí para ayudar a otros. A la vista del paso, los lobos se detienen y se despiden de mí. Recortados contra el cielo plomizo de la tarde se reconocen las siluetas de los perros pastores que me esperan del otro lado. Sé que a poco de alcanzar el paso hay un refugio de piedra de los pastores del valle. Y los perros me esperan allí. Subo en solitario los últimos metros. Comienza a nevar. Nieve seca y de copos diminutos. Escucho los saludos que se cruzan los lobos y los perros. Colaboran y me ayudan acompañándome. La Sembradora (no sé quien es ella, solo la conozco por esa denominación, ni sé lo que hace, ni por qué yo la acompaño ayudándola en estas montañas invernales) ya está en el refugio bajo el cuidado de los perros pastores. Los lobos la acompañaron a ella por este mismo trayecto. Veo sus huellas de esta misma tarde, más temprano. Llego, los pastores se alegran de verme y mi mente se lleva del alborozo de sus voces al ver que estoy a salvo y en su compañía. Y se alegran por ella que también está allí.”
Este es uno mis sueños tal como lo recuerdo. Un sueño recurrente, en capítulos y variaciones. Me gusta el invierno, disfruto del frío y de la nieve, amo las montañas. No intento interpretarlo, tan solo lo disfruto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s