El Camino entre las piedras

Do - EL Camino

“El ‘camino’ de la práctica no es llano, sino que está cubierto de piedras afiladas que nos hacen tropezar o que pueden atravesarnos los zapatos. La vida en sí misma es peligrosa. Y encontrar el peligro es, en términos generales, lo que impulsa a la gente a acercarse al zen.
El sendero de la vida parece ser un cúmulo de dificultades, de cosas que nos dan problemas; sin embargo cuando más practicamos más comprendemos que esas piedras afiladas del camino son, en realidad joyas de inmenso valor porque nos ayudan a preparar las condiciones adecuadas para nuestra vida. Las piedras son diferentes para cada persona. Alguien podría desesperadamente necesitar más tiempo a solas; otro tal vez ansíe pasar más tiempo con otras personas. La piedra afilada podría ser trabajar con una persona desagradable o vivir con alguien de trato difícil. Las piedras afiladas podrían ser tus padres, tus hijos, cualquier persona. No sentirte bien podría ser tu piedra afilada, o perder tu empleo, o haber conseguido uno nuevo y preocuparte por conservarlo.
Piedras afiladas existen en todos lados, lo que cambia a partir de los años de práctica es que llegas a saber algo que ignorabas: que no existen las piedras afiladas, sino que el camino está cubierto de diamantes”.

La vida tal como es – Enseñanzas zen
Charlotte Joko Beck con Steven Smith
Ed. Gaia-2006

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s